OSTEOPATÍA 

La Osteopatía es una ciencia terapéutica, basada en el conocimiento preciso de la anatomía y fisiología del cuerpo humano y su objetivo es encontrar las disfunciones que provocan una alteración del equilibrio de la salud.

La única herramienta de tratamiento de un osteópata son sus manos, con ellas realiza ajustes que no son dolorosos ni traumáticos. A través de su intervención manual, calma o estimula el sistema de funcionamiento humano y actúa sobre estructuras articulares, tejidos y órganos.

Con Osteopatía es posible realizar tratamientos altamente efectivos sobre:

  • Columna Vertebral: cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, artrosis, escoliosis, hernias y protusiones discales, ciáticas, latigazos cervicales, hiperlordosis, cifosis, bloqueos vertebrales, pinzamientos,…
  • Extremidades: Epicondilitis, Tendinitis, Epitrocleitis, Síndrome del Tunel Carpiano, De Quervain, bursitis, artrosis, post-cirugía, esguinces,…
  • Neurología: cefaleas, migrañas, vértigos, mareos, acúfenos,…
  • Pediatría: tortícolis congénita, disfunciones craneales post-partos, escoliosis….
  • Craneal: Transtornos de la articulación de la mandíbula (ATM), bruxismos, bloqueos…..
  • Visceral: hernias de hiato, dolor abdominal, transtornos viscerales,….

El tratamiento osteopático a menudo únicamente no se basa en la zona de dolor, sino que debe abordar todo el cuerpo, ya que el origen del problema es posible que se encuentre a distancia del mismo.

Es recomendable acudir al osteópata independientemente de la patología y del paciente, porque cada lesión actúa de manera diferente en cada cuerpo, y un tratamento de osteopatía es preventivo para evitar futuros problemas dolorosos.